9 jun. 2017

Una graduación especial


El sábado pasado teníamos un evento muy especial: la graduación de mi cuñado Javi que, después de los seis años de rigor, ha terminado su carrera y… ¡ya tenemos doctor en la familia!
Han sido años duros para él, pues ha estado alternando su trabajo de ocho horas con la carrera, pero al final ha podido con todo como un campeón. Es por ello que su graduación ha sido especialmente emotiva para toda la familia.
La idea era ponerme algo elegante y muy veraniego, por lo que me decanté por un conjunto formado por pantalón y blusa de Kleymac y, como complemento, un bolso de Mariamare que adquirió gran parte del protagonismo.











































Es un bolso de esos tipo “maletita” (modelo Electra) que tanto me gustan, de estilo náutico en el que predominan las líneas rectas verticales en color azul marino. Tiene cierre de cremallera y asa corta, aunque en su interior también incluye unas asas largas muy fáciles de colocar para que podamos llevarlo al hombro, si así lo preferimos.
Su interior es muy amplio y posee varios bolsillos para que las cosas queden bien ordenadas y distribuidas. Aun así, también tiene un bolsillo exterior con cremallera (¡por si acaso!). Puesto que en verano nos dejamos llevar mucho por los tonos marinos y blancos, este bolso lo iré complementando con otros vestidos y conjuntos que tengo en algún rincón de mi armario.
Además, Mariamare nos ofrece el mismo modelo, pero con las líneas en color rojo o beige.









































































































































































































































































































































































































































































































































































































Es amplio, es cómodo de llevar y es coqueto, ¿qué más podemos pedir? No quise recargar el look con nada más porque este complemento en sí es bastante llamativo por su bonito diseño. Recordemos que menos es más…
Todo salió a la perfección y muchos familiares y amigos me felicitaron por mi elección a la hora de vestir. Y a vosotras, ¿qué os parece? 














5 jun. 2017

White, flowers and fruits

Después de unos días desaparecida por motivos de trabajo vuelvo con una de mis marcas fetiche: Kleymac.

Ya el calor va dejándose caer en todo su esplendor por Andalucía y hay que ir pensando seriamente en elegir el atuendo adecuado para no terminar irremediablemente a la parrilla, así que el de hoy es un conjunto bien veraniego que no solo nos hace ir guapas, sino también acorde con las nuevas temperaturas y completamente cómodas.


































Sin más, paso a detallaros lo que llevo puesto. Empezando por abajo, he elegido unos pantalones (modelo Gant) tipo pitillo de cintura alta color gris perla de fondo y adornado con alegres y minúsculos motivos florales y frutales. Mientras que los de la parte de atrás son muy amplios, por delante encontramos un par de curiosos falsos bolsillos. El tejido, muy adaptable al cuerpo, permite que queden como anillo al dedo sin aportar ni una pizca de calor o sensación de presión. Como siempre, el confort es lo primero.

Quise complementarlo con una blusa blanca de la misma firma, elaborada en algodón al 100%. Es el modelo Pope, con cuello redondo, mangas a la sisa y un pequeño volante en la zona inferior. Increíblemente fresquita, con ella se siente una agradable sensación de desahogo, a lo que contribuye la sencillez del diseño. De líneas muy puras, tiene algún detalle que le otorga el toque distintivo; por ejemplo, el pequeño encaje que se “esconde” en la parte interior del cuello. Esta prenda me recuerda en gran medida por su amplitud, luminosidad y comodidad a la tan celebrada ropa ibicenca.








































































































































































































































































































































































































































































































































































Y es que los de esta temporada son diseños muy veraniegos que hacen que la mujer pueda sentirse muy cómoda sin perder ni un ápice de feminidad. Ésta, como sabemos, es una de las máximas de Kleymac ¡Y a nosotras nos encanta!