1 ene. 2012

PORTADA ENERO 2012

Moda: Nuevo look para el empezar 2012



MANGO
 
Look para estrenar el año

Da la bienvenida a 2012 estrenando nuevo look. Para comenzar el nuevo año nos decantaremos por un color tan vivo y renovador como el azul eléctrico, que usaremos tanto en prendas como en zapatos.


BLANCO
p.v.: 35.99 €

PULL & BEAR
p.v.: 29.99 €

 

Nuestra prenda comodín serán los pantalones negros, que combinan prácticamente con cualquier cosa.


MANGO
p.v.: 39.95 €

MANGO
p.v.: 19.95 €



BLANCO



Nos protegeremos del frío con elegancia, usando la lana para jerseys, bufandas, gorros o guantes.

 
MANGO
p.v.: 19.95 €


MANGO
p.v.: 29.95 €

MANGO
p.v.: 19.95 €

PULL & BEAR
p.v.: 19.99 €

PULL & BEAR
p.v.: 12.99 €

 
 


BLANCO

Para las salidas nocturnas seguiremos apostando por las lentejuelas, preferiblemente para faldas conjuntadas con partes superiores algo más sobrias.
 

MANGO
p.v.: 19.95 €

PULL & BEAR
p.v.: 22.99 €


No te olvides: continúa el reinado de los complementos de gran tamaño y en tonos dorados. Los bolsos serán tipo cartera con cadena y los zapatos, abrochados a la altura del tobillo.



BLANCO
p.v.: 17.99 €
 

BLANCO
p.v.: 6.99 €
 

BLANCO
p.v.: 8.99 €
 

BLANCO
p.v.: 35.99 €
 

MANGO
p.v.: 55.95 €

PULL & BEAR
p.v.: 29.99 €






 
 



Belleza: Arcillas faciales naturales



Arcillas faciales naturales para distintos tipos de piel

Directamente de la naturaleza a nuestro rostro, para tratar y eliminar todo tipo de imperfecciones. Las arcillas pueden aportarnos la belleza y luminosidad que deseamos, siempre que elijamos la más adecuada para nuestro tipo de piel.




Propiedades de la arcilla
Los diferentes tipos de arcilla o barro se han usado desde tiempos muy lejanos con fines medicinales y estéticos.
La arcilla se forma debido a la descomposición de las rocas, por la acción del viento y del agua, siendo por ello muy rica en oligoelementos y sales minerales.
Las arcillas estimulan la eliminación de agentes tóxicos, son muy eficaces en la destrucción de bacterias, tienen propiedades antisépticas, antibióticas y purificadoras para todo el cuerpo, así como calmantes y anti-inflamatorias  muy útiles en esguinces y otras dolencias. Además son remineralizantes (debido a su composición en oligoelementos), cicatrizantes y regeneradoras gracias, sobre todo, a uno de sus componentes: el sílice.


Tipos de arcillas

 
Encontraremos varios tipos de arcilla:

Arcilla Verde
Podemos utilizar esta arcilla en cosmética y también para tratar inflamaciones, dolencias o lesiones.
Se recomienda la utilización de la arcilla verde sobre todo para pieles grasas-mixtas,         por su efecto purificante y gran capacidad de absorción, regulando así el exceso de grasa en la piel. Trata las impurezas y el acné.
La arcilla verde se puede comprar en herbolarios o tiendas especializadas. La encontraremos ya hecha, lista para aplicar directamente sobre el rostro limpio, o bien, en polvo. En este caso, hemos de mezclarla con agua (a ser posible desmineralizada y libre de cloro). También podemos mezclarla con infusión de té verde o bien con algún aceite esencial (como, por ejemplo, unas gotitas de árbol de té). En estos dos últimos casos potenciaremos más sus propiedades.

¿Cómo utilizar la arcilla verde?
Necesitaremos un bol a ser posible de madera, cristal o barro. Los utensilios nunca deben ser de metal, puesto que podrían disminuir las propiedades de la arcilla.
Echaremos aproximadamente una cucharada grande de arcilla verde y lo mezclaremos bien (para que no queden grumos) con el agua o té verde. Posteriormente, aplicaremos esta mezcla sobre el rostro y la dejaremos actuar, un máximo de veinte minutos. Una vez transcurrido este tiempo, la retiraremos con unas esponjas y agua tibia.

Arcilla Blanca

Entre sus principales compuestos se encuentran el aluminio y el silicio. Algunas de las propiedades de esta arcilla son: acción antiinflamatoria, desintoxicante, antibacteriana y cicatrizante.
En cosmética, la utilización de esta arcilla se aconseja para pieles normales o secas.
La arcilla blanca ayuda  a aclarar las manchas en la piel y aporta luminosidad. Además, posee  efecto tensor. El resultado será una piel lisa y suave, eliminando las toxinas y absorbiendo las células muertas.

¿Cómo utilizar la arcilla blanca?

Utilizaremos la arcilla blanca igual que la arcilla verde, siguiendo los mismos pasos y asegurándonos de no utilizar materiales de aluminio. Esto es muy importante para no perder las propiedades de la arcilla. El tiempo oscilará entre quince y veinte minutos.

Arcilla roja
Este tipo de arcilla contiene hidróxidos de hierro y óxidos, de ahí su característico color. Esta composición le aporta propiedades astringentes y su uso en cosmética es adecuado en casos de piel sensible y delicada. Aunque la arcilla roja tiene propiedades similares a las de la arcilla verde, ejerce su efecto resecando menos la piel en la que se aplique.
El uso de esta arcilla se recomienda para combatir el acné, las espinillas y los puntos negros.

En primera persona: Patricia Kraus


Patricia Kraus: “Dedicarse a la música es cuestión de creer en tus sueños”

Pasar su infancia buceando en el mundo de la música permitió a Patricia Kraus hacer de este arte algo prácticamente inherente a su persona y su modo de entender la vida. Autora y cantante de éxito, Patricia Kraus ha sabido adaptarse a cada momento, pasando de la formación clásica de sus inicios al pop y la música moderna de las décadas de los 80 y 90, para decantarse por un estilo actual en el que el soul, el blues o el jazz se entremezclan con las notas perfectas de su voz.


“En mi casa siempre se respiró un ambiente musical”
De muy pequeña, ya a los nueve años, me inicié en la formación musical. Era algo natural, puesto que éste era el ambiente que se respiraba en casa y esto, evidentemente, me influyó bastante. Tanto a mis tíos, como a mis primos, a mis hermanos o a mí misma siempre nos gustó la música.
Ya con diecisiete años comencé a estudiar técnica vocal y, a partir de ahí, empiezo un poco a compaginarlo con grupos en los que yo participaba desde los dieciséis años.
Incluso antes de estudiar canto, ya comenzaba a aparecer en la escena madrileña en distintas formaciones y demás, siempre de una manera amateur, por decirlo de alguna manera. Pero fue en el año 1987 cuando lanzo mi primer LP, llamado Patricia Kraus. Éste fue mi primer contacto con el gran público.

“Mi padre Alfredo Kraus, y la soprano Lina Huarte fueron mis primeros maestros”
Durante mi formación musical, tuve la suerte de contar con dos maestros  de excepción: mi padre, Alfredo Kraus y la soprano Lina Huarte.  Ambos me enseñaron un poco la técnica vocal y, sobre todo, Lina fue la que me enseñó cómo modular el instrumento y la técnica que uso ahora y que me ha servido para, muchos años después,  poder afrontar diversos estilos. Por ejemplo, el jazz, el soul o el blues requieren un poco más de dominio del instrumento, y eso se lo agradezco a ellos.
En cierta ocasión, mi padre me dijo: “En primer lugar, fórmate, y después haz lo que desees”.

“Mi participación en O.T. fue una experiencia curiosa”
En la edición de 2006 de O.T. me propusieron que participara en un seminario o taller para apoyar a los alumnos. Sin embargo, al final acabé impartiendo técnica vocal.
Cada semana acudía a impartir clases a los alumnos y ésta fue una experiencia curiosa para mí puesto que, precisamente, la televisión no es el tipo de medio en el cual me desarrollo. Además, nunca he querido convertirme en un personaje habitual de la televisión.
Sin embargo, esta colaboración televisiva fue una oportunidad para disfrutar del trato afectuoso de los compañeros y alumnos, y, además, lo pasé muy bien…

“En Retrocollection hago el tipo de música que me gusta”



En mi nuevo trabajo, titulado Retrocollection, he incluido temas de un tipo de reportorio de raíz negra, de música jazz, soul, blues, etc., que es la música que me gusta. Además, son temas que han influido a lo largo de mi carrera, que me han gustado y que siempre he tenido ganas de cantar.
No obstante, también hay temas creados por mí, como por ejemplo, Días de invierno, que es un tema que me gusta mucho y que, al mismo tiempo, está gustando al público.
Asimismo, hemos querido versionar algún tema clásico, como El Aria de los Pescadores de Perlas,  imprimiendo nuestro estilo.



“Dedicarse a la música es cuestión de creer en tus sueños”
En estos tiempos, las generaciones que comienzan en la música pueden disfrutar de más canales de promoción que algunos años atrás.
Ahora todo el mundo puede colgar su canción o sus temas en Internet. Todos nos podemos hacer un hueco, una página web o crear nuestro propio espacio en las redes sociales. Prácticamente se puede hacer de todo.
De alguna manera, se trata de una cuestión de creer en tus sueños y creer en ti. Desde luego, ésta es una profesión muy dura y como todo en la vida, y más ahora,  hay que luchar muchísimo para alcanzar nuestras metas.


Salud: Enfermedad de Pompe


FOTOGRAFÍA: Svilen Milev.

Enfermedad de Pompe

La Enfermedad de Pompe es una patología muscular debilitante y rara que puede afectar tanto a niños como a adultos. En la forma infantil, las manifestaciones suelen aparecer durante los primeros meses de vida, mientras que en la forma juvenil tardía o adulta suelen aparecer más adelante, siendo su progresión más lenta. En uno y otro caso se produce un debilitamiento muscular progresivo acompañado de dificultades respiratorias, pudiendo variar ampliamente la gravedad dependiendo de la edad de inicio y del grado de afectación de los órganos internos.

Enfermedad de Pompe: causas

Estamos ante un trastorno que se produce a raíz de un déficit de actividad de alfa-glucosidasa ácida lisosomal. Esta enzima tiene la función de “romper” el glucógeno de los lisosomas y convertirlo en moléculas de glucosa, que el organismo necesita; el glucógeno es el sistema que tenemos para almacenar energía dentro de las células. Cuando la actividad de alfa-glucosidasa ácida lisosomal es baja, el glucógeno de los lisosomas no se rompe, y se acumula dentro de los lisosomas, que van aumentando de tamaño, llegando a ocupar una buena parte de la célula, haciéndola ineficaz. Como los músculos y el corazón (que también es un músculo) son los tejidos que más energía necesitan, es en estos tejidos donde se manifiestan principalmente los síntomas de esta enfermedad.

El Dr. Pompe
Las primeras descripciones de esta enfermedad las debemos al Dr. Pompe, que en el año 1932 se refirieron a niños recién nacidos en los que se observaba una gran debilidad en todos los músculos. Estos niños realizaban  pocos movimientos, tenían dificultades para respirar, llanto débil, no succionaban bien del biberón y tenían el corazón sumamente grande.
En la forma infantil el niño suele presentar un corazón excesivamente grande.
Posteriormente se ha comprobado que esta enfermedad puede presentarse también en niños mayores y en adultos. En los adultos apenas hay trastornos cardíacos y la enfermedad produce debilidad muscular progresiva, sobre todo en las extremidades inferiores, y dificultades respiratorias, cansancio, calambres musculares, etc.
Cuando el niño es pequeño, pero ya no es un bebé, éste sufre pérdida de fuerza en casi todos los músculos, trastornos de la respiración y, más tarde, al crecer, se producen alteraciones esqueléticas, con escoliosis y retracciones de los tendones de las extremidades, además de los síntomas musculares.

Estadísticas sobre esta patología

Según indica el Dr. Eduardo Gutiérrez-Rivas, Neurólogo, Médico Adjunto de la Unidad Neuromuscular del Servicio de Neurología del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, la Enfermedad de Pompe “se consideraba una enfermedad muy rara, pero hay estudios que demuestran que se presenta esta enfermedad en uno de cada 33.000 nacidos vivos o en uno de cada 100.000 nacidos vivos, según las razas. Es una enfermedad más frecuente en la raza negra y es bastante frecuente, aunque no tanto, en asiáticos. Se calcula que hay en España un caso por cada 100.000 habitantes, es decir, unos 500 pacientes, de los cuales sólo están diagnosticados una décima parte, aproximadamente”.
Entre los principales síntomas de esta patología destacan, según apunta este experto, la debilidad o pérdida de fuerza en los músculos de las extremidades,  de la parte posterior de la columna y en los músculos respiratorios, en los adultos. En los bebés, además de  estos síntomas, se observa el trastorno del corazón. La enfermedad es progresiva y estos síntomas van empeorando poco a poco, hasta que no pueden caminar y requieren aparatos de ventilación asistida para poder respirar.

Una enfermedad hereditaria
La persona que presenta esta enfermedad ha heredado la deficiencia de una enzima conocida como alfa-glucosidasa ácida.
El Dr. Eduardo Gutiérrez-Rivas explica lo siguiente: “Esta enfermedad es causada por unas mutaciones en el ADN nuclear (donde residen nuestros genes), justamente en el gen que  codifica para la alfa-glucosidasa ácida lisosomal. Si se ‘fabrica’ un enzima que tiene defectos, funcionará mal”. “Hablando en términos generales”, añade, “los bebés con Enfermedad de Pompe tienen unas alteraciones genéticas que son responsables de que el niño tenga una actividad de la alfa-glucosidasa ácida inferior a un 1% de lo normal. Los adultos tienen una actividad entre el 10% y el 40% de lo normal y los niños que no son bebés tienen una actividad superior al 1%, pero inferior al 10%. Los defectos genéticos se transmiten a los descendientes. Esta enfermedad tiene una transmisión autosómica recesiva, lo que significa que el paciente tiene que tener un defecto genético por parte de padre y por parte de madre, es decir, dos defectos genéticos. Si sólo se tiene un defecto genético, la enfermedad no se manifiesta porque el otro gen, el sano, es capaz de compensar adecuadamente el defecto genético y ‘fabricar’ suficiente alfa-glucosidasa. Por ello, de padres aparentemente sanos nacen hijos enfermos”.

Terapia enzimática de sustitución

Por ahora la Enfermedad de Pompe no es curable, aunque, como asegura el Dr. Eduardo Gutiérrez-Rivas, se están investigando tratamientos genéticos. Sí se puede, sin embargo, administrar al paciente la enzima que les falta, consiguiendo a través de esta vía, que la enfermedad se detenga o mejore de forma dramática. La terapia enzimática de sustitución “ha revolucionado el pronóstico de la enfermedad, antes progresiva y fatal”, y añade: “No sólo se puede detener el curso de la enfermedad en cuestión, sino que incluso hay casos que mejoran de manera considerable”.
El tratamiento es complejo. Incluye el seguimiento de una dieta adecuada, algo de ejercicio, fisioterapia y, especialmente, inyectar al paciente cada dos semanas la enzima que no fabrica. Además, hay que vigilar la función cardíaca y respiratoria.
“En la mayoría de los casos”, afirma el Dr. Gutiérrez-Rivas, “se logra con el tratamiento una cierta mejoría y se evita que la enfermedad avance. Cuanto menos avanzada esté la enfermedad, mejor estará el paciente en el futuro. Por eso, un diagnóstico precoz es sumamente importante. El problema es que el diagnóstico de esta enfermedad es bastante difícil”.
Según explica este especialista, al tratarse de una enfermedad poco frecuente, no se piensa en ella; los síntomas de la enfermedad son poco específicos y pueden confundirse con otros muchos trastornos neuromusculares; los análisis rutinarios no suelen aportar datos que hagan pensar en la Enfermedad de Pompe, el electromiograma puede ser normal o inespecífico, y la biopsia de músculo puede ser característica,  con alteraciones inespecíficas,  normal, o, incluso con hallazgos que inducen a otros diagnósticos. Sin embargo, actualmente se puede hacer un diagnóstico de sospecha mediante el análisis de cuatro gotas de sangre y, si sale positivo, confirmarlo por otros métodos. Es el test de la gota seca.
Por lo tanto, actualmente el diagnóstico de esta enfermedad puede hacerse de forma fácil, rápida y barata.

Enlaces de interés:


Nutrición: Obesidad y Nutrición

Obesidad y nutrición

En los países desarrollados y en aquellos otros con economías emergentes se ha experimentado en las últimas décadas un rápido incremento en la prevalencia de la obesidad, lo que ha llevado a denominarla como la epidemia del siglo XXI.
Entre las principales causas de la obesidad destacan la dieta inadecuada y el sedentarismo.
Tras la celebración del XXXII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI) y el XIV Congreso de la Sociedad Canaria de Medicina Interna, se han desprendido datos muy significativos a este respecto.

“No hay alimentos buenos ni malos. Hay buenas o malas dietas” (Buss y col., 1985).

FOTOGRAFÍA: Geo Cristian.

Los cambios que se han producido en las últimas décadas en nuestro estilo de vida han culminado en un mayor sedentarismo, así como en la introducción de modificaciones en la dieta (pasando a un mayor consumo de productos calóricos ricos en grasas animales y azúcares), a consecuencia de lo cual surge el desequilibrio calórico que lleva a padecer obesidad.

¿Qué entendemos por obesidad?
Según el Dr. Ricardo Gómez Huelgas, médico especialista en Medicina Interna,  Jefe de servicio de Medicina Interna del Hospital Carlos Haya, de Málaga y  Coordinador del Grupo de Diabetes y Obesidad de la Federación española de Medicina Interna indica lo siguiente: “Para definir el sobrepeso o la obesidad, suele utilizarse el Índice de Masa Corporal (IMC) (relación entre el peso en kg. y la talla al cuadrado en centímetros). Se define el sobrepeso por un IMC mayor o igual a 25 kg/m2, y la obesidad por un IMC mayor o igual a 30 kg/m2. Otro concepto importante es el de obesidad abdominal, que se define por un perímetro de la cintura mayor o igual a 94 cm. en varones y a 80 cm. en mujeres”.

Obesidad: datos de interés
Tanto la diabetes como la obesidad, dos patologías interrelacionadas, han adquirido características de epidemia global y suponen dos factores de riesgo cardiovascular.
a)  El 90% de los casos de diabetes se producen en personas que padecen sobrepeso.

b) En Europa, España lidera la lista de países con mayores cotas de obesidad  infantojuvenil. Por lo tanto, se prevé un aumento de pacientes con diabetes tipo  2 y de enfermedades cardiovasculares.

c)   1 de cada 5 infartos y 1 de cada 7 ictus se producen a consecuencia de la diabetes.


d) Canarias es la Comunidad Autónoma española en la que se registran mayores tasas de diabetes y de obesidad, padeciendo ambas patologías casi un 20% de su población.

Aunque la tasa de obesidad en España aún es inferior a la de Estados Unidos, en las dos últimas décadas su prevalencia se ha duplicado en nuestro país, lo cual indica que en un futuro próximo alcanzaremos los niveles norteamericanos, si prosiguen las tendencias actuales.

Enfermedades y efectos negativos
derivados de la obesidad
Según el Dr. Ricardo Gómez Huelgas, los pacientes con obesidad presentan un mayor riesgo de presentar diferentes enfermedades que se asocian a una importante morbimortalidad y limitan su calidad de vida.
La obesidad se asocia a un mayor riesgo cardiovascular. Los sujetos obesos tienen más riesgo de presentar:
-          Diabetes.
-          Hipertensión arterial o dislipemia.
-          Problemas coronarios y de insuficiencia cardíaca.
-          Determinados tipos de cáncer (mama, colon, páncreas, ovario).

Otros problemas de salud asociados a la obesidad son:

-          El síndrome de apnea-hipopnea del sueño.
-          Colelitiasis.
-          Artrosis.
-          Insuficiencia venosa.
-          Enfermedad tromboembólica.

El Dr. Ricardo Gómez Huelgas explica que el tipo de diabetes más frecuente (la diabetes tipo 2) está íntimamente relacionada con el peso corporal. Más del 90% de los casos de diabetes se dan en personas con sobrepeso u obesidad. El incremento de la grasa corporal dificulta el funcionamiento de la insulina y acaba produciendo un agotamiento de las células beta del páncreas, lo que acaba conduciendo a la aparición de la diabetes.
Por otro lado, los sujetos con obesidad presentan una peor calidad de vida, mayores índices de discapacidad y una mayor frecuentación de los servicios sanitarios.
Asimismo, este experto señala lo siguiente: “La prevalencia de obesidad aumenta con la edad, alcanzando su pico máximo en sujetos de 50-60 años. Además de la edad, otros factores estrechamente relacionados con la obesidad son un bajo nivel sociocultural y el sedentarismo”.

Una alimentación equilibrada y recomendaciones
Como estrategia para luchar contra la obesidad y la diabetes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda:
1. El establecimiento de políticas y planes integrales de prevención, mediante la promoción de un estilo de vida saludable.
2. Vuelta a la dieta mediterránea tradicional.
3. Fomento del ejercicio físico, especialmente en el caso de niños y jóvenes.

En este sentido, Dña. Teresa Valero Gaspar, Directora de Información y Divulgación Científica de la Fundación Española de la Nutrición (F.E.N.), apunta lo siguiente: “Factores como la publicidad, la moda, los horarios de trabajo, recursos económicos, etc., nos influyen a la hora de elegir, preparar e ingerir los alimentos. La obesidad puede tener su origen en el ‘desconocimiento’ de las pautas dietéticas, por lo que es importante establecer y difundir normas generales para llevar a cabo una dieta equilibrada, sabiendo qué debemos comer y en qué cantidades”.
Según esta experta, el tratamiento nutricional de la obesidad debe estar basado en alcanzar los objetivos de reducir la morbimortalidad e incrementar la calidad de vida. Como la obesidad se basa esencialmente en un desequilibrio entre la ingesta de energía y el gasto de la misma, la dieta indicada para evitar la obesidad debe ser equilibrada, (deben estar presentes todos los nutrientes necesarios y en las cantidades precisas para cubrir las necesidades establecidas para cada edad y evitar deficiencias); también deberá ser variada e incluir alimentos de todos los grupos. Debemos llenar nuestro carro de la compra con alimentos de todos los grupos y además dentro de cada grupo, los distintos alimentos que forman parte de él,  ya que cada uno de ellos puede presentar un déficit que se compense con otro. De este modo, con la variedad obtendremos las ingestas recomendadas de energía y nutrientes. Además, la moderación en las cantidades que se consumen y en determinadas ocasiones, de ciertos nutrientes o sustancias (azúcares simples, grasas saturadas, sal…) constituye una “norma” de oro para evitar la obesidad.
Por último –añade-, a la hora de diseñar una dieta es fundamental que ésta resulte apetecible, que integre alimentos según costumbres y distintas culturas y que logre los objetivos propuestos con el paciente.

Consejos para evitar la obesidad
Dña. Teresa Valero Gaspar subraya lo siguiente: “El hombre no sólo come para cubrir sus necesidades fisiológicas sino también para disfrutar de la comida  y para ello debe hacerlo dentro de unos hábitos alimentarios correctos que eviten un posible sobrepeso u obesidad”.

Algunos consejos, según la experta, son los siguientes:

·         Seguir una dieta equilibrada, evitando el exceso de grasas y azúcares simples y utilizando técnicas culinarias adecuadas.
·         Reducir la ingesta de bollería industrial, golosinas, refrescos, etc.
·         Distribuir racionalmente nuestras comidas entre 4-5 al día. Se ha de tener en cuenta la importancia del desayuno, el cual no se puede saltar ya que esto provocaría malestar y fatiga hasta la próxima comida. Asimismo, el rendimiento durante la mañana se vería afectado.
·         Evitar el “picoteo” entre horas.
·         Comer en familia siempre que sea posible y enseñar al niño a comer de todo, con moderación, masticando despacio.
·         Evitar las dietas excesivamente restrictivas y los mensajes alarmistas, que pueden influir posteriormente en el desarrollo de trastornos del comportamiento alimentario.


Los hábitos alimentarios son adquiridos desde la infancia. Por ello es necesaria una correcta educación nutricional para que este grupo de población aprenda a llevar a cabo una dieta saludable y así evitar padecer problemas de sobrepeso u obesidad en la edad adulta.

 Hábitos alimenticios:
Lo que no debemos hacer
No debemos dejar de consumir ningún alimento, puesto que una alimentación saludable consiste, precisamente, en la variedad. De este modo evitaremos posibles deficiencias nutricionales.
Sí hemos de evitar las denominadas “dietas milagrosas” o “milagro”. Éstas, según apunta Dña. Teresa Valero, limitan drásticamente la ingesta de calorías o la variedad de alimentos que se pueden consumir, ya que normalmente conllevan una falta de  nutrientes, y/o son difíciles de mantener durante periodos prolongados. Por otro lado -añade-,  no enseñan unos hábitos alimentarios correctos y pueden convertirse en lo que se conoce como “dietas yo-yo” (adelgazar y engordar bruscamente, como consecuencia de hacer dietas y después comer en exceso), pudiendo resultar a largo plazo peligrosas para la salud, tanto física como mental.