21 ago. 2012

Salud: Evita riesgos en el agua

 

Evita riesgos en el agua


A lo largo del año 2010 se produjo el ahogamiento de 432 personas en España, mientras que otras 478 fueron hospitalizadas por diferentes accidentes acuáticos. Un año después, 7 personas sufrieron lesión medular como consecuencia de zambullidas en el agua.

Ante estos datos, el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad ha editado la guía-cómic Disfruta del agua y evita los riesgos, con el objetivo de prevenir lesiones graves y ahogamientos en el medio acuático.


Consejos para evitar riesgos en el agua
FOTOGRAFÍA: K D

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad facilita a la ciudadanía numerosos consejos, que se integran en las recomendaciones sanitarias para el verano 2012.
A través de la guía-cómic Disfruta del agua y evita los riesgos se enumeran distintas medidas que se han de tomar a la hora de preservar la salud en el medio acuático y adoptar una conducta responsable frente a él.





Cómo evitar riesgos en el agua

Especialmente dedicada a los niños y a los adultos que permanecen a su cuidado, esta guía presenta algunos consejos básicos que se han de seguir:


Respetar siempre las normas de seguridad establecidas y bañarse en zonas vigiladas por socorristas.

Los adultos responsables de menores deben vigilarlos constantemente cuando están en el agua o jugando en sus inmediaciones.


La muerte por ahogamiento se produce de manera rápida y silenciosa y, normalmente, la víctima se pierde de vista solo unos minutos.

Muchos casos de ahogamiento suceden en el propio entorno familiar (bañeras, piscinas privadas, piscinas hinchables). Bastan pocos centímetros de profundidad para que un bebé pueda ahogarse.

El cercado perimetral de la piscina constituye la mejor medida de seguridad en las piscinas privadas, aislándola de este modo de la vivienda. Ha de tener 1,2 metros de altura y es importante que no sea posible escalarlo.


Durante las jornadas de playa, es necesario comprender el significado de las banderas, así como respetarlas.

Tirarse de cabeza, por ejemplo, desde balcones, árboles o puentes, así como en zonas con poca profundidad puede causar lesiones graves en la cabeza o la espalda.

Es necesario advertir a los niños de que avisen a sus cuidadores siempre que se vayan a meter en el agua. Además, deberán bañarse siempre acompañados.

La ingesta de alcohol reduce la capacidad de reacción ante el peligro. Por lo tanto, bañarse tras haber bebido alcohol supone un gran riesgo, así como bañarse de noche. En el caso de ser responsable de algún niño, el consumo de alcohol por parte del adulto puede relajar la vigilancia hacia éste, con lo cual aumentarán los riesgos.

Cuando los niños no sepan nadar, será necesario que usen chaleco salvavidas siempre que se vayan a meter en el agua o deseen jugar cerca de ella.
Aunque los niños sepan nadar, también deberán usar el chaleco salvavidas para practicar deportes acuáticos.



Prevención de lesiones por zambullidas

Para evitar los riesgos inherentes a las zambullidas y minimizar el peligro, se han de tener en cuenta una serie de consejos:
 
A. No lanzarse al agua en zonas desconocidas, con poca profundidad o desde una altura elevada, así como en lugares donde puedan existir obstáculos tales como piedras, ramas o exceso de bañistas.
 
B.  Antes de sumergirse, se ha de comprobar cuidadosamente la profundidad del agua, además de evitar bucear o saltar en aguas turbias, donde otros nadadores y objetos pueden no ser visibles.

C. Es necesario introducirse en el agua lentamente o tirarse de pie varias veces antes de hacerlo de cabeza. En dicho caso, hay que tener en cuenta que los brazos deben situarse en prolongación del cuerpo para proteger el cuello y la cabeza. Sobre todo, se ha de comprobar que la profundidad mínima sea de un metro y medio.

D. En caso de producirse un accidente, y ante la necesidad de un traslado, se deberá inmovilizar el cuello del herido, evitar mover la columna y avisar a un profesional para que acompañe al accidentado. Se han de evitar los vehículos utilitarios particulares.





-       (Esta guía-cómic está disponible en la web del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad).

















No hay comentarios:

Publicar un comentario