23 jun. 2012

Hablamos con... José Ramón Serna


Hablamos con...
José Ramón Serna

José Ramón Serna Quesada
En su tienda de Alcalá de Guadaira se desenvuelve cada día en el mundo de las flores, trasladando el color y la magia de éstas a sus creaciones y diseños. Tocados, vestidos para diferentes eventos, trajes de flamenca, vestidos de novia o batas de cola son algunos de sus encargos más frecuentes. Artistas, como el cantante Falete, no quieren perdérselo y cada vez son más los que pasean sus diseños sobre los escenarios.


           Por Mª del Rocío Muñoz



-       ¿Cuáles son tus referentes en el mundo de la moda?

Balenciaga, Valentino, Armani. Armani es el maestro de los maestros, elegancia pura. Me gusta mucho John Galliano, por la creatividad que tiene, por cómo crea volúmenes y dejar volar la imaginación. Y en un ámbito un poco más moderno, me gusta mucho Jean Paul Gaultier. Si hablamos de diseñadores españoles, como buen sevillano de adopción, yo muero con las creaciones de Victorio&Lucchino. Admiro también el diseño de Amaya Arzuaga, Ágatha Ruíz de la Prada…

 
-       ¿Qué aires imprimen tus diseños a la mujer?


A mí me gusta la mujer muy sofisticada, muy femenina. Si tiene que llevar un traje de corte sastre, que la mujer vaya marcando su tipo. No se trata solo de ponerse un traje de corte sastre e ir elegante al cien por cien, sino que han de quedar muy bien todos sus complementos: zapatos, bolsos, un buen peinado, un buen maquillaje…

-       ¿Cuándo empieza a llamarte la moda?

 Me gusta el mundo de la moda desde pequeño. Recuerdo que cuando me iba de vacaciones a casa de mis abuelos a Canarias, mi hermana pequeña vivía con ellos y bueno, yo le cogía las Nancys y, con una misma tela, hacía virguerías… También me interesé mucho a raíz de ver un programa de televisión en el cual salía un hombre que el espectáculo que ofrecía eran modelos vestidas con ropa interior y utilizando algún tejido creaba trajes inspirados en Chanel, o en Christian Dior ¡Lo que hacía con cuatro alfileres…! Esto me incitó a meterme un poquito en el mundo de la moda. Desde entonces  he bocetado trajes de novia, de fiesta e incluso trajes de flamenca para alguna compañía de flamenco, para la primera bailarina y el cuerpo de baile, tanto para hombres como mujeres.

-       Tu trabajo con las flores te permite mucha creatividad, supongo que  esto se extrapola a la costura…

Tienda de Alcalá de Guadaira de José Ramón Serna

La verdad es que sí, porque el mundo de las flores tiene muchísimo colorido, mucha vida, y esto se puede transportar al vestuario. Se  puede hacer una bata de cola para una folclórica y añadirle flores. Si es para un momento se las puedes añadir incluso naturales. Yo recuerdo haber visto a Isabel Pantoja, por ejemplo, con una bata de cola cuyas tirantas eran todo claveles artificiales. En este tipo de vestuario se suelen incluir   flores hechas con la misma tela, por ejemplo.


 
-       ¿A día de hoy un modisto puede innovar, o ya está todo inventado?
Prácticamente está todo inventado. Aun así, se puede innovar en cuanto a mezclar  las formas, colores, crear estampados, dar vida a nuevas creaciones, etc.


 
-       ¿Crees que el mercado español está algo cerrado para los artistas, para la gente creativa?
No te creas. En España hay mucho consumidor y mucha consumidora de moda de alta costura.



-       ¿Qué ingredientes son necesarios para vestir a alguien con éxito?
Sobre todo, la sencillez. Y a esto le añadimos la elegancia.

-      ¿Coses para Falete?


Últimamente le estoy haciendo el vestuario a un gran artista: Falete. Con Falete juego mucho con la imaginación. Una cosa que no puede faltar en un traje para Falete son los flecos. Los flecos, la lentejuela, los encajes… Falete ha innovado un poquito la copla. A mí me recuerda mucho en ese tema revolucionario al ya desaparecido Miguel de Molina, que fue un gran intérprete de la copla y un gran innovador.


-        ¿Cómo entráis en contacto y por qué el cantante se interesa por tus diseños?
Yo trabajé en la emisora de radio municipal de Alcalá de Guadaira, y tuve la gran suerte de que cuando su padre se separó de Cantores de Híspalis, vino a la radio para presentar su primer disco, el único disco que sacó en solitario, y Falete venía con él. Intenté hacerle una entrevista y, ¡me costó la propia vida sacarle una palabra! A raíz de ahí, forjamos una amistad muy grande. Un día le dije: “Te voy a hacer algo que a lo mejor te va a sorprender”. Hice el corte a ojo, sin tener ni idea de medidas, y creo que lo bordé, porque le gustó.

-       Falete estará encantado contigo…

La verdad es que sí. Lo conozco muy bien, sé muy bien los gustos que tiene, los colores que le gustan. Falete es una persona amante del amarillo, cosa que los artistas odian, porque dicen que trae mala suerte en el escenario. Sin embargo, a él le encanta este color. De hecho, tengo algunos tejidos preparados  para él en tonos amarillos.

-       ¿Cuáles son los puntos fuertes de Falete a la hora de vestir?

Él tiene que sentirse muy seguro con el vestuario que lleva. El traje que lleve le tiene que quedar perfecto, súper cuadrado, y por supuesto, al mismo tiempo le tiene que dar facilidad de movimiento, porque hay que recordar que Falete, si te canta una balada a lo mejor no se mueve, pero si te está cantando por bulerías, es un torbellino. Uno de los puntos fuertes de Falete son su temperamento y personalidad.


-       ¿Él confía en tu criterio o tú te ciñes a las pautas que él te va marcando?
Él confía mucho en mi criterio, pero muchas veces yo me fío de las pautas que él va marcando.


-       Si tuvieras que elegir un color y un tejido para Falete…
El rojo. Indiscutiblemente el rojo porque en este color se refleja toda la fuerza, la pureza, la pasión, el calor que lleva, porque Falete es fuego vivo. Con el  color negro está elegantísimo.
En cuanto a los tejidos, para él son perfectos los encajes lisos, encajes bordados con lentejuelas, encajes bordados con pedrería. Le gusta utilizar tejidos con mucha caída y que imprimen movimiento, como el satén.

-       Confiésanos un secreto de belleza de Falete…
¿Un secreto de belleza? Pues el único truco que tiene es que se lava la cara con agua clara. Él no se maquilla a diario, en su casa va siempre sin maquillar y únicamente se da un toquecito de brillo cuando va a salir.  Pero el secreto de belleza de él, el más claro para mí siempre ha sido ese, que se lava la cara con agua clara.

 José Ramón Serna Quesada
-       ¿Qué consideras más importante a la hora de deslumbrar a través de la vestimenta de la mujer?
Lo más importante para mí es el saber conjugar bien los colores y  llevar unos complementos adecuados, así como un peinado y maquillaje idóneos para la ocasión. Sobre todo, lo más importante es la personalidad de la persona. Es necesario tener las ideas muy claras y no ir excesivamente cargada. Se debe  llevar lo justo y  necesario.


-       ¿En qué punto está tu carrera o tu labor como modisto y qué proyecciones tienes de futuro?
En estos momentos estoy trabajando en el vestuario para la obra Carmen de Bizet, que la está montando mi gran amiga y bailaora: María Serrano. A raíz del vestuario de María voy a diseñar  todo el vestuario del cuerpo de baile. Hay que tener en cuenta que no se trata de la típica Carmen que recordamos de la ópera que creó Bizet, sino de una Carmen un poquito más actual. Sí puedo decir que el traje de Carmen (interpretado por María Serrano), es algo  atrevido. Habrá transparencias y jugaré marcando un poco las curvas de la mujer… Digamos que vamos a utilizar el efecto visual. Voy a usar la asimetría, es decir, no voy a hacer cortes simétricos; el vestido no va a llevar volantes; se van trabajar las figuras geométricas (rectángulos, triángulos, cuadrados)… Cosas que no son muy típicas en un traje para bailar. Sí utilizaré la capa doble, para generar mucho vuelo y que el vestido tenga mucha movilidad. Utilizaré tejidos que tengan peso. En este caso voy a ir un poquito más a lo innovador.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario