3 ago. 2016

El Tío del Mazo, ¡prueba superada!


¡Más que superada, diría yo…! Con esto me refiero a que gran parte del verano he estado usando una equipación para hacer ciclismo que no me ha defraudado ¿Os acordáis de mi post titulado En bici, con El Tío del Mazo? En aquella ocasión os mostré en detalle cómo me quedaba el conjunto de maillot y culotte que había adquirido de la tienda online de deportes El Tío del Mazo.














































Pues después de muchos usos durante este verano, ya estoy en disposición de comentaros algunos de los aspectos que más me han gustado. Os enumero unos cuantos:

El tejido es totalmente transpirable. El maillot está fabricado en diferentes tejidos ligeros de última generación para proporcionar una buena transpiración y que, al mismo tiempo, la prenda quede ceñida al cuerpo para una mayor estética. Los laterales son totalmente transpirables (fijaos en los pequeños orificios de ventilación) y lo mismo ocurre en la zona frontal y de la espalda, facilitando la expulsión del sudor.
A su vez, el culotte está fabricado en una Lycra muy ligera y elástica para que se adapte a la piel con naturalidad. Es una pieza que ofrece una gran resistencia a la abrasión y la Badana Poron de alta calidad junto con el sistema Volcan Flow Concep nos garantizan una gran comodidad y resistencia a los impactos.

Los acabados ni siquiera los notas. Parece una tontería, pero cuando llevas haciendo ciclismo un tiempo con ropa ceñida (como en este caso), si las costuras no están bien acabadas terminan marcándote la piel, enrojeciéndola y provocando picor.

Prácticidad. Tanto el maillot como el culotte traen impreso (en el cuello y la cintura respectivamente) las indicaciones para el lavado y cuidado de la prenda, ideal para quienes aún no tengan mucha práctica y hayan tirado la etiqueta. Con este pequeño recordatorio nos aseguramos de lavar el equipo correctamente para mantenerlo siempre como nuevo.

Y en este punto debo incluir también algo que me ha venido genial: los bolsillos de la zona inferior de la espalda. Para quienes vayan como yo, siempre cargadas de cosas, esto viene muy bien. Yo suelo aprovechar estos bolsillos para llevar el móvil, la llave del candado, etc.

La zona esponjosa del culotte coincide con el sillín y adquiere su forma para evitar roces e incomodidades en el glúteo como consecuencia del roce constante. Para mí, ésta es una característica importantísima que aporta un 100% de comodidad al ciclista.

Las mangas y cintura del maillot, así como los bordes del culotte están provistos en su parte interior de una goma antideslizante que impide que la prenda se despegue del cuerpo, asegurando una sujección suavísima que ni siquiera se nota.











































































































































































































































De todo lo anterior he comprobado que son unas prendas ligeras (pero duraderas), muy cómodas y con un estudiado diseño anatómico que facilitan bastante la actividad del deportista y su rendimiento.
Ésta ha sido mi experiencia con El Tío del Mazo, grandes especialistas en ropa deportiva para hombres y mujeres amantes de los retos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario