16 ago. 2016

Sr. Pérez


Este post está especialmente dedicado a los/as amantes de los animales, la lectura y las manualidades. Enseguida vais a entender por qué…

A través de la página de Facebook de mi amiga Elena Craicun conocí a Silvia Galicia, una especialista titulada en diseño de moda con patronaje industrial, cuyas creaciones van desde trabajos en crochet, fieltro o madera hasta vestidos de fiesta, trajes de novia, de baturr@ o túnicas de Semana Santa, pasando por bonitos complementos de mujer o productos para bebé, entre un largo etcétera.

Sus productos se realizan por encargo y también provee a tiendas. En Internet se pueden adquirir en la tienda online Artesanum, donde encontramos un variado y atractivo catálogo a unos precios más que tentadores, especialmente teniendo en cuenta que son artículos elaborados artesanalmente en su totalidad.

El caso es que casualmente ese día en Facebook vi la fotografía de uno de sus ratones marca-páginas de crochet y me gustó tanto, tanto… que inmediatamente contacté con ella para pedirle uno. Y aquí estoy para presentaros a mi querido Sr. Pérez, elaborado con muchísimo mimo en lana para acompañarme durante mis momentos de lectura.























Si os digo la verdad, hasta el momento he tenido la mala costumbre de no usar marca-páginas, con lo cual, al día siguiente de terminar una lectura me es inevitable tener que emplear unos segundos en retomar el punto del texto en el que me quedé ¡Pues gracias a Silvia Galicia y sus ratones marca-páginas eso pasó a la historia!

Su atención fue inmediata, como le dije que estaba deseando de tenerlo fue tan amable de ponerse a ello casi de inmediato y en dos días lo tenía en casa primorosamente envuelto y con la tarjeta de la diseñadora para poder guardar tus datos de contacto. Como véis,  esta chica trabaja como los ángeles: cada parte del ratoncito está tan bien hecha que parece de verdad. Al meterlo en el libro se supone que lo aplastas, de ahí sus ojillos “desencajados”. Es un personaje simpático que automáticamente te provoca una sonrisa, por lo que me parece perfecto también para los niños, incentivándolos a la lectura ya que pueden imaginar con él mil y una situaciones.




























































































































































































































































































































Yo he comenzado a usarlo con el libro Mugcakes, de Mima Sinclair, y ya ha causado furor en mi
casa…

Por si os pasa como a mí y no queréis quedaros sin el vuestro, deciros que su precio es de 7 euros (los gastos de envío van en función del peso de cada producto), se paga contrareembolso y podéis encargarlo directamente aquí ¡Veréis como la lectura se os hace más fácil y divertida!

2 comentarios:

  1. ¡Vaya vaya ! ¡Que monadas de fotos le has sacado al ratoncito! Jejeje Es que es muy tierno, da gusto leer así!
    ¡Gracias por mencionarme amor y me alegro mucho que haya conocido a Silvia! Muchos besitos ..¡Vuelvo pronto con mucha energía!jijii Muuaks

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Elena! Pásalo genial, desconecta de todo y disfruta, que queremos tenerte en septiembre llena de proyectos e ilusiones para compartir con todas nosotras. Un enorme Kiss!!

    ResponderEliminar