10 feb. 2012

Hablamos con... Las Migas


Hablamos con…Las Migas

LAS MIGAS
 

Por Javier Alonso Ezquerra
 
LAS MIGAS

- ¿Qué hacen una sevillana, una catalana, una alemana y una francesa en una  formación como Las Migas?
Marta: Disfrutar con la música, que es lo que nos gusta. Somos personas muy dispares, no sólo por la cultura, sino también en la personalidad. Somos como la noche y el día. La relación no siempre es fácil, pero después de tantos años juntas ya conocemos las cosas buenas y malas de cada una. Nos llevamos bastante bien. Lo positivo es que al pertenecer a mundos tan distintos, lo que ponemos en común es algo que atrae a la gente.

- ¿Cómo os definiríais? ¿Os consideráis un grupo de flamenco puro y duro?
Marta: No, tiramos hacia un campo concreto como puede ser el flamenco tradicional, la música andaluza o la alemana. Raúl (el productor del disco) lo denominóflamenco abierto a otras músicas”. No es fusión ni mestizaje. Son palabras que no me gustan nada. Es cierto que partimos de una base común como es el flamenco, que nos encanta a todas pero no nos cerramos a ningún estilo y no tenemos miedo a trastocar nada. Hemos conseguido un lenguaje que gusta mucho a la gente y eso es lo bueno.
Alba: Yo que he sido espectadora de Las Migas, que hay temas que se acercan más a un estilo que a otro. Partimos del flamenco pero luego tiene muchos matices de cada una. Lo más interesante es que nuestro lenguaje es muy universal.

- ¿Cómo llega Alba Carmona a ser vocalista de Las Migas?

Alba: Ya conocía el grupo. Participé en su primer disco (Las reinas del matute) haciendo los coros. Además, colaboré con ellas en algún concierto especial. Cuando Silvia dejó el grupo, me propusieron ser la vocalista y no me lo pensé.

- ¿Cómo te han aceptado tus compañeras?
Alba: Muy bien, ha sido todo muy fácil. Me he sentido más que en familia.

- ¿El hecho de conocer ya a Alba ha hecho que sea todo más fácil?

LAS MIGAS

Marta: Alba ya sabía dónde se estaba metiendo y eso ha hecho que todo sea mucho más  sencillo. No es lo mismo con alguien que viene de nueva. Alba era amiga mía y ahora también de todo el grupo. Venimos de una etapa más relajada y cuando alguien entra con tantas ganas todo se renueva. Gracias a Alba hemos hecho cosas que no habíamos hecho en ocho años. Ha sido como empezar de nuevo.

- ¿Os dolió la marcha de Silvia?
Marta: Fue un palo bastante grande. Silvia se fue en el mejor momento del grupo. Enseguida decidimos que Alba era la persona idónea para sustituirla y comenzamos una etapa nueva llena de energía, ganas y mucha ilusión. Hemos hecho muchas cosas en estos meses. Ha sido un proceso intenso. Si hubiéramos sabido que iba a salir todo tan bien, podríamos haber hecho el cambio un poco antes.

- Vamos, que no habéis notado su ausencia...
Marta: No hemos guardado ningún tipo de luto porque el grupo siempre ha funcionado como tal. Desde marzo de 2011, antes de irse Silvia ya estábamos ensayando con Alba. La figura de una cantante es importante, pero nos hemos mantenido unidas y Alba ha venido a sumar.

- Comenzasteis de una manera muy poco habitual dando conciertos mucho antes de sacar vuestro primer disco.
Marta: Empezamos de una manera muy inocente, dando conciertos en muchos lugares. Teníamos una agenda tan completa que no vimos necesario publicar un disco; no teníamos tiempo. Quizá sacamos el disco un poco tarde. Si lo hubiéramos publicado antes, las cosas posiblemente nos hubieran salido de otra manera. En esta nueva etapa queremos hacerlo mejor. Nuestro segundo disco es primordial porque tienes que presentarle algo al público y ahora tenemos claras muchas cosas, como nuestro estilo. Estamos en una época más madura.

- Estáis a punto de grabar vuestro segundo disco. ¿Cómo va a ser?
Alba: Llevamos varios meses trabajando en el disco, analizando las canciones y dándoles forma. Son diez temas en total. Marta ha compuesto la música. Además, hay alguna versión y canciones especiales.

- ¿Tenéis ganas de ver el resultado?
Marta: Muchas, sobre todo de empezar a grabarlo. Hasta ahora hemos estado muy centradas en la pre-producción, pero el día 12 nos metemos ya en el estudio. Raúl (Rodríguez, productor del disco) nos dijo el otro día:Va a ser un disco demasiado bonito, va a haber gente que se va a molestar de lo bonito que va a quedar”. (Risas). Ha sido difícil elegir los temas porque cada uno es un mundo.

- ¿De dónde salen esos mundos de los que habláis?
Marta: Algunos temas son míos, siempre con letras de otra gente, porque yo sólo hago música. Antonio Romera y David de la Chica son dos de las personas que han escrito algunos de los temas. Tenemos también varias versiones, auténticos temazos. Hay incluso una canción en catalán, una versión de Serrat.

- ¿Impone versionar a alguien como Joan Manuel Serrat?
Marta: Para nada. Él seguro que está totalmente encantado con la idea. No es un tema de los conocidos como Mediterráneo.

Alba: Hacemos La luna, de Serrat. La hemos llevado mucho a nuestro terreno y no se puede comparar una versión con la otra. Pero miedo ninguno, más bien mucho cariño. En el momento en que decidimos hacer un tema en catalán nos dio mucha alegría porque el grupo pertenece a Barcelona y teníamos ganas de hacer algo en catalán.

- El día 10 de febrero actuáis en el Palau de la Música, en Barcelona. ¿Cómo afrontáis el reto?


Alba: Es especial porque tocar en Barcelona y en un sitio tan privilegiado como el Palau y con tanta gente no se hace todos los días. Tenemos muchas ganas. Además es la presentación oficial de la nueva formación y de los nuevos temas, al menos de algunos de ellos.

- Actualmente estáis inmersas en un proyecto denominado GPS (Girando Por Salas). ¿Cómo surge la idea de formar parte de él?

Alba: Todo surge gracias a nuestra agencia de contratación. Nos presentaron al proyecto y salimos elegidas. Estamos encantadas.

- Y después tenéis también más conciertos en el resto de España y en el extranjero. 
Alba: Hasta ahora estábamos muy centradas en Cataluña. Nuestra intención es que el disco pueda llegar a otras regiones y países. Con el proyecto GPS haremos cinco conciertos en distintas regiones.
Marta: Hemos estado en Jerez y Bilbao. Luego iremos a Lugo, Santiago y por último, Berlín. El proyecto nos sirve para darnos a conocer todavía un poco más si cabe.

- ¿Cómo creéis que va a recibir el público vuestro segundo trabajo discográfico?
Marta: Creemos que van a responder muy bien, al menos en España que es donde la gente puede entender más fácilmente nuestro estilo de música. Va a ser un trabajo muy bonito y sincero. Fuera de España también hemos ganado desde que Alba está con nosotras. Baila, canta, tiene mucho arte y a la gente llega más. Antes era más complicado. Al no entender las letras y tener quizá una idea preconcebida  de lo que es el flamenco, se mostraban más fríos.

- ¿Habéis notado una mayor empatía con el público?
Marta: El público no tiene la culpa de no entender la letra o no congeniar con nuestro tipo de música. Ya sabemos lo que nos gusta a nosotras pero lo que queremos es que le atraiga a la gente. Queremos llegar al espectador y nos hemos planteado qué es lo que le gusta para potenciarlo. Que tienen ganas de bailar y nosotras se lo damos.  Así de sencillo.

- Por lo que contáis vuestros conciertos deben ser una fiesta.
Marta: Totalmente. Hace poco dimos un concierto en Barcelona y fue fantástico. El público está entregado; se sabe nuestras canciones y las cantan con nosotras.

- Con tanto compromiso, ¿os queda algo de tiempo libre?
Marta: Está siendo una locura. Si lo piensas es para quedarte acostado. Nuestro día empieza por la mañana con ensayos, entrevistas, viajes... No tenemos tiempo para nada. Y el ratito libre que nos queda es para estudiar cada una en su casa los cambios que hay en los temas.

- ¿Se puede vivir de la música hoy en día?
Alba: Resulta muy complicado poder vivir de esto hoy en día.
Marta: La crisis nos está afectando. No puedes esperar nada de las discográficas. Nuestro disco va a ser auto-producido. De los ayuntamientos y organismos públicos tampoco puedes esperar ningún tipo de ayuda o subvención. La única solución es hacer conciertos a taquilla. Gracias a Dios, el público nos respalda y podemos seguir adelante, pero el momento actual es francamente nefasto.

- ¿Cómo veis el mundo de las nuevas tecnologías? ¿Internet es un aliado o un enemigo de los artistas como vosotras?
Alba: Un artista lo que quiere es que su trabajo llegue a la gente y a cuanta más mejor. Hay que encontrar una solución para que deje de haber tanta piratería en Internet y realmente sirva para compartir tu música y tus proyectos con otras personas, algo que hace poco era imposible.
 
Marta: Gracias a Internet he descubierto grupos y músicos que no son muy conocidos pero que resultan muy interesantes y te aportan muchas ideas. Yo puedo escuchar su música en Youtube o en Spotify y eso no significa que les esté robando nada, en absoluto. El que quiere comprarse el disco al final acaba haciéndolo. Nosotras tenemos mucho movimiento en Facebook, la gente nos da muchas ideas y consejos y eso es positivo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario