14 nov. 2016

Tree Tribe


Cuando oí hablar de las gafas de madera me pareció una idea muy original, pero era algo reacia a usarlas yo misma, por eso del temor a arriesgar… Pero como quien no arriesga no gana, al final he sucumbido con éstas de Tree Tribe.


































Esta firma representa el estilo de vida natural y el respeto a nuestro medio ambiente, ya que por cada venta que realizan plantan diez árboles. Es el fruto de su asociación con organizaciones de plantación de árboles sin fines de lucro y cuya única misión es preservar y mejorar la salud del Planeta.

Tree Tribe comercializa gafas de sol de madera y bambú y, de entre su oferta, me decidí por dos pares del mismo modelo (Original Floating Bamboos; Bambú flotante original) pero con distintos tonos de color en sus cristales: lente de espejo rosa y lente de espejo azul hielo.

Ambas poseen lentes polarizadas, proporcionan una visión cristalina con una protección UV400 y un revestimiento resistente a arañazos.

La montura está elaborada a mano con bambú 100%, por lo que cada par es diferente y, dado que el bambú es un material poroso,  estas gafas de sol flotan en el agua ¡Unas gafas de sol flotantes… algo práctico y divertido!

De estilo clásico, sus bisagras flexibles procuran un cómodo ajuste, adaptándose a cada usuario para proporcionarle una agradable sensación de confort. De este modo, las gafas Tree Tribe resultan extremadamente cómodas, tanto para practicar algún deporte como para pasear tranquilamente.




























































































































































































































































































































































































































































































































































En cuanto a su presentación, me ha gustado muchísimo el estuche de bambú de alta calidad en forma de cilindro con tapa (perfecto para aislarlas de golpes e impactos) y la bolsa de tela de microfibra que tiene un doble fin: proteger y limpiar las gafas.

¿Azul hielo o rosa?, ¿cuáles os han gustado más? A mí me fue imposible decidirme entre estos dos colores tan intensos, brillantes y vitales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario